Chihuahuas enfadados ¿Tienes un chihuahua agresivo?

¿Piensas que tu chihuahua es un matón? Al igual que los niños, algunos perros pueden ser agresivos. ¿Qué es un matón canino? ¿Cómo saber si el tuyo es uno y cómo evitar los chihuahuas enfadados? Todas estas preguntas respondidas en este post.

Índice de Contenidos

    ¿Tienes un matón de patio de recreo de cuatro patas?

    chihuahuas enfadados
    chihuahuas enfadados

    Un matón de perros es un poco como un matón en el patio de recreo del jardín de infancia. Quiere jugar con los otros niños y quiere agradar, pero no ha aprendido el protocolo de juego adecuado.

    Los perros pueden ser de la misma manera y resultar en chihuahuas enfadados. Pueden ser demasiado celosos en sus intentos de jugar, golpear a otros, perseguirlos sin piedad, gruñir o adoptar una postura. Esto podría suceder debido a una mala socialización como cachorro o una tendencia genética a ignorar los "códigos" sociales de los perros. Por lo general, estos perros se excitan fácilmente (no tiene nada que ver con el sexo, aunque la castración o esterilización a veces puede ayudar) y les resulta difícil calmarse.

    Todos los perros tienen movimientos y gestos faciales que utilizan para comunicar claramente sus intenciones entre sí y con los humanos. La mayoría de los perros aprenden esto en una etapa temprana de su vida si se crían en las condiciones ideales, es decir, con su madre y compañeros de camada hasta que tienen al menos 8 semanas de edad. Algunos perros que se perdieron esto pueden ser socialmente “atrofiados”, pero generalmente se les puede enseñar a jugar bien con otros perros educados. Los chihuahuas enfadados se querrán hacer notar si otros perros los ignoran.

    Los perros con orejas o colas recortadas pueden estar en desventaja porque otros perros pueden percibirlos como agresores con orejas "erguidas" o pueden no ser capaces de interpretar su intención si tienen colas "rechonchas".

    ¿Puede ser que son diferentes los estilos de juego?

    chihuahua enfadado
    chihuahua enfadado

    A veces se trata de diferentes "estilos" de juego y dos perros pueden tardar unas sesiones hasta que descubran como congeniar. Es posible que algunos perros con estilos de juego opuestos nunca se sientan cómodos entre sí. Esto suele ocurrir cuando un perro que es tímido se encuentra con un perro con un estilo de juego más físico. El tímido no aprecia que se impongan en su camino y puede reaccionar físicamente chasqueando, gruñendo o lanzándose para ahuyentar al otro perro. Por otro lado, algunos perros tímidos pueden simplemente apagarse y tratar de alejarse lo más posible del agresor.

    Aunque el acoso puede corregirse o al menos minimizarse, cuanto más tiempo se permita, más difícil será corregirlo. Como dice el refrán, la práctica hace al maestro. No dejes que el acosador continúe practicándolo, solo mejorará en eso. Nunca lleves a un perro que sea un matón a un parque para perros. No tienes control sobre lo que harán otros perros o cómo reaccionarán ante la intimidación o el estilo de juego de tu perro.

    Eres el protector de tu perro. Entonces, si tu perro está estresado y parece estar tratando de escapar, sácalo de la situación. Si, por el contrario, tu perro es el agresor, aléjalo de los otros perros.

    Hay cosas que puedes debes comprender si tienes chihuahuas enfadados. Debes prevenir, gestionar y capacitar.

    Previniendo al matón:

    No le permitas jugar con otros perros sin correa. Si está bajo tu control con una correa, simplemente no podrá practicar la mayoría de sus comportamientos agresivos. Recuerda utilizar siempre un cabestro, incluso durante el entrenamiento. Los chihuahuas enfadados tienden a tirar mordiscones al aire.

    Manejando al perro matón:

    Permite sesiones cortas de juego con perros que tu chihuahua conozca bien con una estrecha supervisión. Mientras se esté portando bien, déjalos jugar, pero en cuanto veas la primera señal de acoso, retíralo.

    Entrenando al perro matón:

    Primero, conviértete en alumno de tu perro. Debes ser consciente de los primeros signos de que se está excitando y cuánto tiempo después comienza a acosar. Algunas muestras de las señales de chihuahuas enfadados son:

    • Cabello erguido en el cuello y la espalda.
    • Agachado
    • Moviéndose lenta y fijamente hacia el otro perro
    • Curioso
    • Gruñidos u otra vocalización
    • Orejas completamente hacia adelante y cola rígida y alta sobre la espalda.

    Aprende a conocer las señales de acoso de tu perro

    • Enséñele un comando sólido para que se enfoque en ti. Enséñele a dejar de hacer lo que esté haciendo y que se acerque a ti, se siente frente a ti y te mire. Llevarlo a este punto requerirá tiempo y mucha paciencia. Pero es la mejor manera de detener de calmar chihuahuas enfadados.
    • Una vez que tenga esto en cuenta, puedes comenzar a permitirle períodos cortos de juego con perros que él conoce bien o perros que son más "relajados". Míralo de cerca. Después de unos minutos de tiempo de juego, llámalo y recompensa generosamente.
    • Repite el paso 2 cuatro o cinco veces durante cada sesión de juego, luego sal y separa a los perros. Recompensa a tu perro generosamente, para que aprenda que incluso cuando termina el tiempo de juego, todavía tiene algo bueno esperándolo.
    • Prueba una sesión de juego al día con este mismo perro que él conoce o uno con un temperamento equivalente durante algunas semanas y aumenta gradualmente la cantidad de juego y las sesiones de “tiempo fuera”. Si en algún momento no responde a tu orden , necesita más entrenamiento. Vuelve a eso hasta que esté seguro de que es "sólido".
    • Si las sesiones de juego y "tiempo fuera" van bien, puedes comenzar a subir la apuesta, por así decirlo. Pon una correa liviana a tu perro y pídele a un amigo que traiga a su perro a jugar (uno que no conozca tan bien). A la primera señal de excitación, llámalo. Usa la correa para enrollarlo si es necesario. Cuando llegues allí, recompénsalo y acarícialo lenta y tranquilamente de la cabeza a la cola mientras le hablas en voz baja. Luego suéltalo para que juegue un poco más.
    • Aumenta gradualmente las oportunidades de jugar con otros perros mientras está bajo tu control. Recuerda llamarlo ANTES de que comience con sus comportamientos de intimidación. Nunca dejes que "practique" los comportamientos de chihuahuas enfadados. Tómate tu tiempo con esta formación. Tómatelo con calma y sé constante. Si intentas aumentar cada paso rápidamente, es posible que tengas una recaída. Asegúrate de recompensarlo siempre por comportamientos que no sean intimidatorios.

    Interrumpir el comportamiento antes de que comience es la clave. Si no está en una línea de arrastre, manten una botella de agua cerca para rociarlo y "interrumpir" el mal comportamiento (aunque no recomiendo "arrojar a chorros" a su perro, utilízalo solo como último recurso). Siempre puedes usar tu cuerpo para "bloquearlo" si lo ves dirigiéndose hacia una confrontación. Redirigir y recompensar. Si se excita demasiado, llévalo a un rincón tranquilo hasta que se calme o retíralo del juego por completo.

    Después de que tu perro aprenda los comandos enseñados y los respete CADA VEZ que será más fácil de entrenar. Si tu perro nunca aprende esto, no podrá controlar su comportamiento. La decisión es tuya. Esto requerirá mucho tiempo y paciencia de tu parte, pero valdrá la pena a largo plazo, para ayudar a los chihuahuas enfadados.

    Pensamientos finales sobre chihuahuas enfadados

    Si tu chihuahuas presenta signos de agresividad es importante que los tomes seriamente. Lo que puede parecer como un perro con problemas de sociabilización, rápidamente se puede convertir en un perro matón y a medida que crezca será más difícil de corregirlo.

    Si quieres aprender más sobre ayudar a tu chihuahua lee nuestra última nota Cómo calmar a un perro hiperactivo

    ¡Si te gusta nuestra web conoce nuestra cuenta de instagram!

    Te podría interesar también...

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    club chihuahua