Saltar al contenido
Un Chihuahua

Cómo cuidar a una chihuahua y sus cachorros


El embarazo de tu chihuahua es un momento mágico para todos en la familia. La expectativa y la felicidad inundan el hogar por la llegada de esos diminutos perritos. Pero con estas sensaciones también llega la preocupación: ¿Cómo cuidar a una chihuahua y sus cachorros?

Otras de tus preocupaciones pueden ser:

  • ¿cómo cuidar a una chihuahua embarazada?
  • ¿qué hacer a la hora del parto?
  • ¿qué precauciones debo tener con los cachorros?

Si estas preguntan rondan tu mente en este momento, no te asustes.

En este artículo te contamos todo lo necesario para saber cómo cuidar a una chihuahua y sus cachorros.

Cómo cuidar a una chihuahua y sus cachorros


Los primeros pasos: Embarazo

Una perra chihuahua emabarazada, sus cuidados durante el embarazo y puerperio.
Embarazo de un chihuahua, cuidados
La chihuahua y el embarazo. Tiempo de gestación.

El tiempo de gestación de los perritos chihuahuas es de 58 días como mínimo y 65 como máximo.

En ese tiempo una chihuahua embarazada necesita muchos cuidados.

Debemos estar sumamente atentos a su comportamiento y estado de ánimo, vigilar su dieta y darle vitaminas antes, durante y después del embarazo.


Cómo cuidar a una chihuahua embarazada: 5 consejos

Si tienes una chihuahua y está esperando cachorros, debes tener en cuenta los siguientes aspectos para asegurar que tenga un embarazo tranquilo y sin sobresaltos:

1. Consulta veterinaria

Esto es primordial cuando hablamos de cómo cuidar a una chihuahua y sus cachorros responsablemente.

Durante la gestación, es fundamental que la perrita sea controlada y evaluada constantemente, para asegurar que todo marche correctamente, e incluso el profesional pueda determinar si el parto será de forma natural o si será necesario, por ejemplo, realizarle una cesárea.

También será el veterinario quien establezca la buena salud de los recién nacidos y los cuidados que requerirán para crecer sanos.

2. Prepararle su espacio

La chihuahua necesitará un lugar en la casa tranquilo y limpio, no sólo a la hora de parto sino durante todo el embarazo.

Puedes ponerle algunas telas, toallas y cobijas para que esté cómoda y procurar que sea un espacio cálido e higiénico (probablemente elija el mismo para el momento del parto)

Cómo cuidar a una chihuahua embarazada
Cómo cuidar a una chihuahua embarazada

3. Dieta y nutrición

Si bien las chihuahuas no suelen comer mucho, en este periodo de embarazo necesitan consumir más proteínas, para el correcto desarrollo de los cachorros.

Por eso, debes asegurarte de buscar alimento de buena calidad, dentro de lo posible natural, con carne y sin harina. Es buena idea darle pequeñas raciones de alimento a lo largo del día, y consultar con el veterinario por algún suplemento de calcio.

Puedes ver más sobre Alimentación del chihuahua en esta etapa aquí:

4. Mantener bajo constante observación

Uno de los cuidados de la perra embarazada más importantes, es simplemente su observación constante para detectar cualquier posible percance a tiempo. Es conveniente que a medida que se acerca la fecha de parto, no la dejes sola mucho tiempo.

Supervisar a la madre luego del parto


Cuando ya nacieron los cachorros chihuahuas y todo salió bien, aún no es momento de relajarte.

Durante el puerperio de tu perrita debes estar atenta y consultar al veterinario ante cualquier duda.

También asegúrate de que la mamá acepte o cuente con leche para amamantar a los recién nacidos.


Estos consejos sobre cómo cuidar a una chihuahua embarazada, deben ir siempre acompañados por paseos relajantes y demostraciones de afecto que ayudarán a que la perrita se sienta segura y tranquila.



¿Cómo es el parto de una chihuahua?


Antes que nada, debemos recordar que el parto de cualquier animal es algo totalmente natural y por lo general, suele desenvolverse de manera normal y sin complicaciones, sin que exista la necesidad de intervenir demasiado.

Pero a veces puede haber algún inconveniente, por lo que será de mucha ayuda estar informada y saber cómo actuar y determinar si es necesaria la asistencia veterinaria.


Los cachorros chihuahuas son los desencadenantes de su propio nacimiento.

Cuando culmina el desarrollo de los fetos, se produce lo que se denomina “estrés fetal” y en el torrente sanguíneo se libera cortisol, iniciando en la perrita los mecanismos y cambios hormonales del comienzo del parto.

Este proceso puede durar entre 2 y 24 horas.

Un cachorro chihuahua a los pocos días de nacer
Un cachorro chihuahua a los pocos días de nacer


Parto: Fase de expulsión


En la perra se producirán contracciones uterinas intensas de unos 60 segundos de duración y con intervalos de entre 4 y 5 minutos entre ellas.

En este momento es crucial que se encuentre en el ambiente tranquilo que armaste para ella y que no se estrese con estímulos fuertes.

A través de esas contracciones, los fetos van avanzando hacia el anillo pelviano.

La perrita se lamerá la vulva entre las contracciones hasta que el cachorro sea expulsado (unido por el cordón umbilical a la placenta).

No hay un tiempo fijo para que nazcan los cachorros, es un tiempo variable.

Pueden pasar incluso hasta dos horas entre cachorro y cachorro.

Si la camada es muy numerosa, el parto puede durar más de 24 horas.


La chihuahua tiene en su instinto lamer a los recién nacidos, para estimularlos y cortarles el cordón umbilical, ordenándolos para que vayan amamantándose entre las siguientes expulsiones.

Es importante que vigiles que la perra no corte ni se coma demasiado el cordón umbilical, ya que puede generarle una hernia umbilical al perrito.




¿Qué problemas pueden aparecer durante el parto? Cómo cuidar una chihuahua y sus cachorros recién nacidos


Si bien, como dijimos, normalmente la naturaleza se encarga de todo y los cachorros chihuahuas nacen sin problemas, deberás estar atenta en este momento a ciertas cosas que pueden suceder durante el parto de tu perrita.

Consulta rápidamente al veterinario en los casos que:

  • Falta de contracciones: Puede suceder que te des cuenta que tu chihuahua tenga más cachorros, pero no esté realizando la fuerza para empujar. Si esto se mantiene por más de dos horas, es posible que haya algún problema.
  • Que no expulse a los cachorros: Si la ves hacer fuerza, y no nacen los cachorros, quizás deba realizársele una cesárea.
  • Hemorragias: Al ser internas, debes observar atentamente si tu perrita expulsa mucha sangre por la vulva luego de intentar parir algún cachorro.
  • Momificación o muerte fetal: Sucede cuando algún cachorro muere dentro de la perrita. A veces sucede que se enreda con el cordón umbilical y se ahoga con él. Si esto ocurre es muy peligroso, ya que el feto se pudre en el vientre de la madre y puede causarle severos problemas e incluso la muerte.

¿Cómo y cuándo intervenir en el parto de tu chihuahua?

Son momentos cruciales para cuidar a una chihuahua y sus cachorros.

Son instantes de tensión, pero debes tratar de mantener siempre la calma y la atención.

Chihuahua cabeza de venado preñada o embarazada, a punto de dar a luz.

A continuación, te damos una serie de recomendaciones en el caso que tengas que intervenir en el parto de tu chihuahua:

• Si se atasca un cachorro en el canal de parto, debes girarlo, sin tirar de él, en el sentido de las agujas del reloj.

• Si la mamá chihuahua tiene problemas para cortar el cordón umbilical, debes cortarlo con tijeras y hacer un nudo. Recuerda esterilizarlas y tenerlas a mano.

• Si un cachorro nace y no respira, deberás practicar la respiración artificial, despejando las vías respiratorias y masajeando la zona del tórax.

• Los cachorros necesitan el estímulo de su madre para mamar y regular su temperatura corporal. La lactancia es primordial en las primeras horas de vida, cuando beben el calostro que aporta las defensas indispensables en la primera etapa de vida. Si la madre los rechaza, rápidamente debes consultar al veterinario para aportarles todo esto de manera artificial.

Puerperio canino: los cuidados de la perra luego del parto

Una vez que pasaron los momentos de tensión del parto de tu chihuahua, y ves que los recién nacidos se encuentran bien, no debes bajar la guardia con la madre. Saber cómo cuidar a una chihuahua embarazada, también incluye tener en cuenta que pueden aparecer distintos problemas asociados con el puerperio canino, que no debe de ninguna manera tomarse a la ligera. La perrita puso el cuerpo y la energía para que todos sus cachorros nacieran bien, así que debes observar cualquier cambio en su comportamiento luego de finalizado el trabajo de parto.

Mamá chihuahuahua con su cachorro. La cría afectuosa. Un criador debe respetar el tiempo de 3 meses del cachorro junto a su madre, para asegurar que éste complete su desarrollo saludable.
Mamá chihuahuahua con su cachorro. La cría afectuosa. Un criador debe respetar el tiempo de 3 meses del cachorro junto a su madre, para asegurar que éste complete su desarrollo saludable.

Durante el puerperio canino, se producen cambios hormonales en el organismo de la perra (desaparece la hormona de la gestación y comienzan a operar las encargadas de producir la leche para los perritos).

También se producen cambios fisiológicos. En este sentido, como la perra entra en fase de amamantamiento, va a requerir una muy buena alimentación, con alto valor energético para enfrentar exitosamente los requerimientos nutricionales de los cachorros.

Durante la primera semana de post parto, es normal que la perra tenga pérdidas vulvares sanguinolentas en forma de coágulos que duren aproximadamente unos 15 días. Suelen ir disminuyendo con el pasar de tiempo. Si esto se prolonga y ves que sigue expulsando coágulos, consulta al veterinario.

No te asustes si la ves retraída. La nueva mamá quiere pasar todo el tiempo atendiendo a sus cachorros, por lo que a veces se mostrará reacia a salir de su nido. Seguramente saldrá solo para hacer sus necesidades y regresará rápidamente a amamantarlos y darles calor. Esta actitud puede durar la primera semana o unos días más.

Cómo cuidar a los chihuahuas recién nacidos

Al inicio del artículo prometimos contarte cómo cuidar a una chihuahua y sus cachorros. Así que, para terminar, aquí te acercamos un breve repaso de lo que debes tener en cuenta para cuidar a los cachorros chihuahuas.

Debes ser sumamente cuidadosa con los recién nacidos, simplemente por el hecho de que son -literalmente- diminutos. Debes tener mucho cuidado porque una caída, por más pequeña que sea, puede lastimar mucho a los cachorros chihuahuas.

Pequeño cachorro chihuahua recién nacido.
Pequeño cachorro chihuahua recién nacido.

Hazle una camita cómoda, lejos de corrientes de aire y, sobre todo, no la coloques en una altura que ponga en riesgo de caída a los cachorros. Si ves que puede hacer frío, una buena idea es colocar botellas o bolsas de agua caliente alrededor. Procura que haya silencio y tranquilidad y nunca los alejes de su mamá.

Aquí te dejamos algunos consejos para saber cómo cuidar a una chihuahua y sus cachorros. Siempre consulta al veterinario por cualquier duda, hazle muchos cariños tanto a la madre como a los cachorros… ¡y disfruta con tranquilidad esta hermosa etapa!